El Lugar de una Mujer es en su Sindicato

Click here for English.

Revisa el sitio web del sindicato UNITE HERE! (“¡Únete aquí!”) y encontrarás una serie de problemas centrados en las mujeres: #MeToo, la discriminación en el lugar de trabajo y la lucha contra el acoso sexual. Encontrarás materiales sobre la protección de las familias y las comunidades. Este no es el sindicato de tu abuelo. UNITE HERE! es parte de una generación de sindicatos que apoyan a las mujeres y sus comunidades.

Según su sitio web, UNITE HERE! “representa a 270,000 trabajadores en Canadá y los Estados Unidos. Nuestros miembros trabajan en las industrias de hoteles, juegos, servicio de alimentos, manufactura, textiles, distribución, lavandería, transporte y aeropuertos.” La membresía consiste principalmente en mujeres de color.

Históricamente, las mujeres han demostrado ser vitales para el éxito y el desempeño de los sindicatos, pero no han recibido el mismo agradecimiento ni protección. En esta Fiesta de San José Obrero, quiero destacar los roles históricos y actuales de las mujeres en el movimiento sindical.

***

Las Mujeres del Movimiento Sindical

Desafortunadamente, la historia sindical pone un énfasis excesivo en los hombres, lo cual ignora la contribución invaluable de las mujeres. El movimiento sindical en su forma actual no existiría sin la sangre, el sudor y las lágrimas de las mujeres. Solo una rápida revisión de la historia del movimiento sindical demuestra que no lo habría sobrevivido sin las mujeres.

Tres personas particulares se destacan para mí: Madre Jones, Dolores Huerta y Hattie Canty.

Mary Harris Jones tenía varios apodos, entre ellos “Madre Jones”, “la abuela de todos los agitadores” y “la mujer más peligrosa de los Estados Unidos.” Trabajó como organizadora sindical de Knights of Labor y United Mine Workers. Además de los contratos y un buen salario, Jones luchó por la justicia racial y la protección de las familias. Su vida de trabajo aseguró el poder duradero de los obreros organizados.

Dolores Huerta se convirtió en una de las líderes más importantes en la lucha por los trabajadores agrícolas. Huerta comenzó sus esfuerzos con la inscripción de votantes y los cambios en los gobiernos locales. Huerta luchó con éxito para obtener seguro de discapacidad para los trabajadores agrícolas en California, así como el derecho de los trabajadores agrícolas a organizar colectivamente.

Hattie Canty encabezó una huelga que duró más de seis años, lo que le valió el título de “una de los mayores líderes de huelga en la historia de los EE. UU.” Canty creía que no se podía separar el movimiento sindical del movimiento de derechos civiles y por eso luchaba constantemente por las comunidades de color. Canty se unió al Sindicato de Trabajadores Culinarios 226, afiliado del Sindicato Internacional de Empleados de Hoteles y Restaurantes (HERE, por su sigla en inglés). A través de su trabajo, Canty consiguió salarios más altos, mejores condiciones y una mayor representación de mujeres y personas de color.

 

Los Frentes Femeninos de Hoy

En 2004, el sindicato HERE de Canty se juntó con UNITE (un sindicato de las industrias de costura y textiles) para formar UNITE HERE! El grupo regional de Seattle se llama Local 8 y ha sido responsable de grandes victorias para proteger a las mujeres.

Recién, tuve la oportunidad de realizar una conferencia telefónica con Nuris Deras and Rose Mary Alegria, miembros del sindicato Local 8, para hablar sobre el impacto del sindicato en sus vidas. Nuris y Rose Mary hablaron extensamente sobre su orgullo por su trabajo, la protección que brinda estar en un sindicato, su fe y su esperanza para el futuro.1

Ambas Nuris y Rose Mary se enorgullecen de su trabajo. Sin embargo, ese trabajo ha resultado en varios desafíos y peligros. La ciudad de Seattle recientemente aprobó la Legislación I-124, que limita el número de pies cuadrados que un limpiador puede trabajar en un solo día, y también establece protecciones contra el acoso sexual. Ambas mujeres elogiaron la legislación por el impacto positivo que tiene en su seguridad y bienestar.

Apenas unos días antes de que la legislación aprobó I-124, un huésped masculino acosaba sexualmente a Nuris mientras ella trabajaba en una habitación. Ella describió cómo el evento la dejó incómoda y temerosa. Ahora, la nueva legislación les da a los trabajadores acceso a un botón de pánico. El sindicato está luchando por los botones para que no solo hagan mucho ruido, sino que también se conecten directamente a la recepción. Además de los botones, los huéspedes que molesten al personal estarán agregados a una lista que los excluirá de futuras estancias. Quizás lo más importante es que la ley protege a las trabajadoras que denuncian infracciones.

Además de las protecciones contra el acoso, la legislación protege a los trabajadores de las expectativas inalcanzables. Una habitación normal le tardará al personal una media hora para limpiarla. Las habitaciones sucias, sin embargo, pueden tardar más de una hora. Sin importar del estado de la habitación, la administración del hotel generalmente requiere que el personal termine en media hora. Los hoteles no sindicalizados obligan a los trabajadores a limpiar de 16 a 18 habitaciones en un día.

Nuris declaró que los sindicatos los protegían: limpian 14 habitaciones por día y pueden solicitar a la gerencia que revise una habitación para recibir permiso de tomar tiempo adicional. Cuando los hoteles no siguen estas reglas, Rose Mary confía en que el sindicato le proporcione las herramientas para hacerlos responsables. Local 8 ayudó a Rose Mary a encontrar su voz para la justicia y sus derechos. A su vez, Rose Mary espera seguir inspirando a sus compañeros de trabajo y al personal de otros hoteles para luchar por sus derechos.

Tal vez, uno de los mayores éxitos de Local 8 haya sido conseguir un seguro de salud para sus miembros. Tanto Nuris como Rose Mary enfatizan la importancia de este seguro para ellas y para el bienestar de sus familias. Cuando Nuris vivió en Ohio, tuvo una visita al hospital que costó $4,000. Sin seguro en ese momento, fue difícil pagar la deuda. Con un seguro en su trabajo actual, ella siente que puede cuidarse mejor a sí misma y a su familia. Rose Mary notó que el personal de los hoteles vecinos a menudo habla con anhelo de tener un seguro similar.

Rose Mary habló con orgullo de su lucha por la justicia. Ella afirmó que su trabajo es para sus hijos y nietos, y espera que nunca sufran abusos ni injusticias. “Lo que estoy haciendo ahora será para la próxima generación: mis hijos, mis nietos. No quiero que mis hijos sufran abusos ni injusticias. Quiero que también aprendan sobre sus derechos. Estoy muy motivada por todas las cosas que he aprendido. Quiero que defiendan sus derechos donde sea que vayan. Ese es el tipo de herencia que quiero transmitir a mis hijos.”

La fe ha tenido un rol importante en su trabajo. Nuris afirmó que la fe mueve y motiva a los trabajadores, abriendo sus corazones a las historias y las situaciones difíciles de los demás. Escuchar las historias de otros los ayuda a darse cuenta de que cada individuo no está luchando solo por su beneficio, sino por todos los necesitados. Del mismo modo, Rose Mary encuentra inspiración en su fe. Su pasaje favorito de las Escrituras es “Todo es posible para los que creen” (Marcos 9:23). Cuando ella realmente comenzó a creer en este pasaje, se dio cuenta de que la justicia proviene de Dios. Cuando se le preguntó sobre sus motivaciones, Rose Mary proclamó audazmente: “Eso es lo que más me motiva, ¡la fe!” Su fe, afirmó con orgullo, exige acción y cuido para los marginalizados.

 

El Futuro Femenino de los Sindicatos en los EE. UU.

A pesar de los ataques legislativos contra los sindicatos en todo el país, la membresía sindical en los EE. UU. recientemente aumentó en más de 10,000 personas. El futuro de los sindicatos estadounidenses continuará siendo dirigido y influido por mujeres líderes. Los sindicatos han estado en las noticias mucho en las últimas semanas debido a que las huelgas de maestros y maestras (con una mayoría de mujeres) han estado extendiéndose en todo el país.

Mientras tanto, UNITE HERE! continúa protegiendo a las trabajadoras y luchando contra el acoso sexual. Es un sindicato predominantemente de mujeres. Las mujeres han sido esenciales en el movimiento sindical estadounidense y continuarán liderando en sus avances. Las mujeres del movimiento sindical continúan garantizando salarios más altos, luchan por el seguro y protegen a las trabajadoras del acoso sexual. Exigen y logran una mayor igualdad.

Esta Fiesta de San José Obrero, démosle un honor especial a las mujeres que han luchado, y continúan luchando por la justicia.

  1. Las conversaciones se llevaron a cabo en una conferencia telefónica a través de un traductor, lo que no permitió la captura de muchas citas directas.

Share El Lugar de una Mujer es en su Sindicato

Comments

E-mail Newsletter

Stay connected with The Jesuit Post and be notified of new content and ongoing discussions.