Discerniendo la entrevista con el papa Francisco

Originalmente escrito en ingles y traducido por Juan Pablo Marrufo del Toro, SJ

Este articulo es parte de una serie de ensayos escrito por los colaboradores de TJP.
La lista completa: The Papal Interview: Young Jesuits React and Reflect
La entrevista original: Publicada por Razón y fe
America Magazine's exclusive interview with Pope Francis

America Magazine’s exclusive interview with Pope Francis

 

Ultimas noticias – ¡El Papa Francisco dijo algo y la mayoría de la gente esta convencida de que les da la razón!

Cuando la revista America publicó la entrevista con el papa Francisco la semana pasada, 1 se iluminó la luz verde y el ciclo de noticias inició la carrera. Inmediatamente necesitamos sumarios, contexto y análisis. ¡Información! ¡Quiero más información!¡Dame, dame más! La extensa y profunda noticia se volvió altamente contagiosa. ¿Puede una noticia contagiarnos algo? Nos dará fiebre? Tomando una cita textual del Papa, quiero admitir públicamente que soy pecador;2 yo era una de esas personas buscando información, análisis y contexto y ahora soy uno de los que los ofrecen. Ayudo al ciclo de comunicación. Hago mi parte.

Sin embargo, quiero subrayar la importancia del tiempo y del silencio. Sí, un Jesuita editor asociado de un sitio web de noticias te está pidiendo que apagues la computadora, guardes tu teléfono y dejes de leer lo que la gente dice del Jesuita más famoso del mundo. No lo compartas ni distribuyas ni lo contagies (bueno, por lo menos por algunas horas…luego te pediremos que nos ayudes a publicarlo y divulgarlo); siéntate, relájate, lee la entrevista, piensa en lo que lees, medítalo por algunas horas en silencio. Aquí estaré cuando regreses. Anda, toma tu tiempo, te espero.

#PopeCrush?  Who us?

#PopeCrush? Who us?

No es un secreto que la mayoría de los medios están inmersos en las redes de una masiva #PapaFiebre. Este hombre sabe como tener a la prensa comiendo de su mano. Todos lo aman. El papa habla franca y abiertamente y sus frases son contagiosas (nuevamente, cuidado con la fiebre). Sin embargo, la atención dada a sus mensajes puede obscurecer la real profundidad y complejidad de su visión de la Iglesia. El Papa Francisco es un Jesuita, entrenado en los Ejercicios Espirituales de San Ignacio, y un hombre de profundo discernimiento.

Hablando de discernimiento; además de ser una palabra famosa en los círculos Jesuitas; ¿Qué significa realmente en el contexto de la entrevista?

Bueno, pues el Papa nos da un buen punto para empezar. Para explicar discernimiento el Papa Francisco cita un dicho de San Ignacio: non coerceri a maximo, sed contineri a minimo divinum est (no tener límite para lo grande, pero concentrarse en lo pequeño – esto es divino). El Papa declara que este dicho “ofrece parámetros para adoptar la postura correcta en el discernimiento, para sentir las cosas de Dios desde su ‘punto de vista’.”

Cuando escribí esta cita en mi twitter me detuve a pensar. ¿Me acaba el Papa de pedir salirme de mis preocupaciones, mis ideologías y eclesiologías? ¿Debo abandonar mis ídolos? ¿Incluso si él es uno de ellos?3 ¿Me acaba de pedir abandonar mis propios planes y esquemas para considerar por un momento que hay algo mucho más grande que yo? ¿Cómo se ve el mundo desde la perspectiva de Dios? Estas son preguntas medicinales, y quizá el hacerlas es la mejor manera de evitar todos los síntomas de tanta fiebre contagiosa.

El discernimiento requiere tiempo, espacio y silencio. Este verano pasado, cuando entrevisté al Padre General de los Jesuitas en un video para la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil, me dijo que “Nada que realmente importe, y yo creo que el silencio es importante, se adquiere en poco tiempo. No hay fórmula mágica para el silencio; y no es cuestión de esfuerzo, es algo que toma mucho tiempo.” El Padre Nicolás continúa diciendo que necesitamos desarrollar gusto por el silencio. Necesitamos reservar tiempo y espacio para el silencio. Esto es crucial para entender lo que dice el Papa.

El silencio es algo crítico al leer esta sorprendente entrevista con el Obispo de Roma. Reacciona a ella por todos los medios posibles, conéctate al universo virtual, difunde tus partes favoritas de la entrevista, contagia a otros. Pero no dejes que tu reacción repentina y tu fiebre sofoquen el tiempo necesario para meditarla y poner atención a lo que dice el Papa y así escuchar también a Dios que se manifiesta con lo que te identificas y con lo que te desafía.

El peligro real que nosotros – en el Jesuit Post y “todos nosotros” – quedemos tan contagiados con la fiebre de esta entrevista que la usemos en todos nuestros encabezados, en nuestras nociones de lo que la Iglesia puede y debe ser, y lo que está bien y/o mal con la Iglesia y quizá más ampliamente, con la religión y nuestra creencia en Dios. Podríamos incluso tomar partes de la entrevista y decir: ¡Ves, yo tenía razón, la Iglesia finalmente está despertando! O, ¡No, están destruyendo a la Iglesia! O incluso: !Ajá, ustedes están equivocados, el Papa dijo! Esto sucedió el primer día y ya hemos visto, compartido y difundido esas frases.

Ese tipo de análisis punto-por-punto es crucial; pero no es la única manera de leer esta entrevista. Francisco es el primer Papa Jesuita, así que no creo que sea descabellado el sugerir que podemos meditar y leer la entreviste con un espíritu de discernimiento Ignaciano. En vez de únicamente manipular la entrevista en nuestro propio análisis, veamos qué pasa cuando dejamos que las palabras del Papa – y el Espíritu que las anima – nos analice.

“La sabiduría del discernimiento nos libra de la necesaria ambigüedad de la vida, y hace que encontremos los medios oportunos, que no siempre se identificarán con lo que parece grande o fuerte.”

— — — — —

  1. Mil gracias al montón de hermanos Jesuitas que tengo y que con su trabajo hicieron posible esta entrevista. Matt Malone, SJ y James Martin, SJ tuvieron una loca idea una tarde, pero esa idea se hizo realidad gracias a la ayuda de Antonio Spadaro, SJ y su trabajo con Civiltà Cattolica en Roma. El Padre Malone cuenta toda la “Historia detrás de la historia” en la Revista America.
  2.  Cuando le pidieron que se auto-describiera, el Papa Francisco dijo: “No sé cuál puede ser la respuesta exacta… soy un pecador. Esta es la definición mas exacta. Y no se trata de un modo de hablar o un género literario. Soy un pecador.”
  3.  He comenzado a preguntarme si Elizabeth Scalia ha estado escuchando las conversaciones en la Curia Jesuita, o quizá sólo aquí en el Jesuit Post. Su excelente trabajo en el Washington Post alabando al Papa captura perfectamente nuestra obsesión con el Papa Francisco, y nos ayuda a pensar qué podemos estar olvidando por andar en las nubes.

Share Discerniendo la entrevista con el papa Francisco

Comments

E-mail Newsletter

Stay connected with The Jesuit Post and be notified of new content and ongoing discussions.