Día de los Muertos , Identidad y Nuestra Fe

DdlM Altar by carlos.a.martinez at Flickr

Altarcitos

This article is also available in English.

Calaveras de azucar, pan de muerto, y las imágenes de La Catrina están apareciendo por todas partes, pero no, mis amigos, estas no son decoraciones de Halloween, nos estamos preparando para celebrar el Día de los Muertos . Estamos terminando el mes de la Hispanidad, lo cual me hace recordar mis días como profesor de español en la secundaria. La parte más divertida era que, durante este mes, yo no tenía que preocuparme de que mis alumnos supieran cómo conjugar en el tiempo imperfecto y podía compartir un poco de la cultura latina con ellos. Crecí en Los Ángeles en un barrio predominantemente latino, era común ver decoraciones del Día de Los Muertos junto a las decoraciones de Halloween. Hoy día es común que estas dos celebraciones queden confundidas entre sí.

Enseñé en una escuela predominantemente latina y descubrí muy pronto que muchos de mis alumnos, de origen mexicano o no, sabían muy poco acerca de la tradición que conforma el Día de los Muertos. En clase nos construimos altarcitos para honrar y recordar a nuestros seres queridos que habían fallecido, y compartimos cómo el día de fiesta se conecta a nuestra cultura y nuestra tradición Católica del Día de los Fieles Difuntos. Dar clases el Día de Los Muertos era muy divertido.

Además de ser divertido, la enseñanza de estas tradiciones se convirtió en algo muy importante para mí. A pesar de que crecí en una familia mexicana, Día de los Muertos no era algo que yo celebré hasta que me convertí en profesor, siendo ya un adulto. Siendo un poco mayor – y el siendo profesor – pude detenerme a pensar y reconocer una necesidad profunda que no había identificado antes: la necesidad de estar conectado a mi propia herencia e identidad cultural. Mientras las generaciones de mexico-americanos se vuelven más y más asimilados a la cultura estadounidense, las tradiciones particulares que tenemos a menudo se han vuelto más distantes. Hay un deseo de querer encajar, y el encanto de usar disfraces y pedir dulces suena mucho más divertido que la construcción de un altar. Es de estas simples maneras que empezamos a apartarnos de las tradiciones que nos conectan con nuestra fe, como lo es el Día de los Muertos. Como Chicano, mi realidad cultural está envuelta en mi realidad religiosa. Sin embargo, esto está cambiando para muchos de mis compañeros, los jóvenes latinos de hoy.

Hoy día, estamos viendo una disminución de Católicos hispanos en los Estados Unidos. Un estudio reciente de Gallup Poll mostró que entre 2008 y 2012 hubo una disminución general del 4% en el número de Católicos hispanos en los EE.UU.. Esta disminución en la participación en las prácticas religiosas es más elevado para aquellos de 18 a 29 años de edad que para los adultos mayores. Esta es mi generación, la generación de los mexico-americanos que han crecido en escuelas donde se habla más del Halloween que del Día de los Muertos – y no se menciona la conexión entre Halloween y el día de los Fieles Difuntos.

La enseñanza de las tradiciones en la escuela, las estadísticas, la intersección de la fe y la cultura, todo esto me deja más preguntas que respuestas: ¿Hay alguna manera que ayude a volver a acercar nuestras tradiciones mexicanas a nuestra fe Católica? ¿Cómo podemos hacer esto para mi generación, la generación de jóvenes latinos que están creciendo más lejos de la Iglesia? ¿Se puede hacer ? ¿O la asimilación que experimentamos mientras nuestras familias están en los EE.UU. nos va alejar de nuestras tradiciones, nuestra cultura y nuestra fe ?

***

La imagen de la portada es del usuario bmeabroad de Flickr y la puedes encontrar aquí.

Share Día de los Muertos , Identidad y Nuestra Fe

Comments

E-mail Newsletter

Stay connected with The Jesuit Post and be notified of new content and ongoing discussions.